Sobre Tres muertos, de Manuel Machuca

th

Como cada vez que publico en esta web, más que hacer una reseña bajo parámetros académicos adecuados, mi intención es destacar con sencillez algo que creo que merece ser leído. Tres muertos (Ediciones de la isla Siltolá), de Manuel Machuca, es una novela honesta, meritoria en su ejecución y escrita con una calidad literaria que, en nuestro sur, cada vez se echa más en falta. Lejos de los temas locales ya manidos, de soporíferos tostones históricos y del pretendido humor simplón que llena los anaqueles de quienes se pretenden lectores.
Una novela en la que tres monólogos se enlazan con los tres muertos del título, donde a partir de tres hondos personajes, Manuel Machuca logra destilar un siglo de historia sin maltratar al lector, respetándolo y sin aleccionar. En ocasiones, algunos novelistas olvidan que existen los historiadores y la historiografía. Sin embargo, una buena novela es, para un servidor, la que, como Tres muertos, a partir de historias aparentemente sencillas logra describir una sociedad entera. Todo ello, con detalles de gran carga simbólica que consiguen explicar un universo oculto, detalles que dotan de carne a sus tres protagonistas, pero sin perderse en disquisiciones cargantes, descripciones sin final o diálogos vacíos.
Tres muertos, como ya he avanzado, se divide en tres partes que corresponden con tres monólogos de tres miembros de una misma familia, aunque de generaciones distintas. Cada lector tendrá su favorito, no obstante, no me pronunciaré a fin de no condicionar a nadie, pero tengo muy claro el mío. Incidiendo en los discursos de cada protagonista, el autor, con una prosa fluida que guarda tras de sí un trabajo admirable, consigue dotar de carne a sus personajes, de vida vivida más allá de las páginas. Sabemos de ellos lo que nos dicen, pero también lo que les intuimos de fondo. Y este es, en mi opinión, el gran logro de Manuel Machuca: crear un fondo, una urdimbre de vidas enlazadas, que van más allá de lo propiamente escrito.
¿Qué le diríamos a un muerto? ¿Qué les decimos a diario a aquellos que se nos fueron para siempre? Seguramente muchas cosas, pero escribirlo con calidad es un acto de enorme dificultad que nos remite, irremediablemente, a Delibes. El monólogo requiere de un oficio que no muchos son capaces de mostrar. Manuel Machuca, sí lo hace.
Tengo la enorme suerte de ser amigo del autor, cuya anterior novela (Tres mil viajes al sur. Anantes Gestoría Cultural) me hizo querer pegarme a su literatura para disfrutar y aprender de ella. Con Tres muertos he seguido aprendiendo y disfrutando. Y, aunque él diga que «La verdad se entierra con los muertos», quisiera decir la que para mí es una verdad, y es que ya quisieran haber escrito algo parecido los últimos autores premiados con prestigiosos galardones que ya solo sirven para engordar la nómina de un país corrompido por la duda. Yo acuso, que diría Zola, a un mundo editorial donde toda noción de arte se ha perdido. Al menos, aún tenemos a las independientes como forma de resistencia; o aquellas que, con profundo criterio estético, como es el caso de la isla Siltolá, apuestan por obras de calidad más allá de las previsiones de ventas o el número de seguidores que un autor tenga en Instagram. No todo lo que se escribe en Sevilla ha de oler a incienso y naftalina.
Lean Tres muertos, léanla. Una novela sobre cómo el perdón se aleja de una noción religiosa que apenas lo convierte en fórmula sin fondo. Un texto donde la angustia del ser y las contradicciones alejan al texto del simplismo maniqueo que hoy nos acorrala. No hay buenos ni malos, solo carne humana, preocupaciones sin fin. Pues como dice el filósofo Javier San Martín: «la preocupación es la entraña de la vida humana», y Manuel Machuca ha sabido reflejar esas entrañas que, sin lugar a duda, son las nuestras.

Isaac Páez
julio 2019

Un comentario en “Sobre Tres muertos, de Manuel Machuca

  1. Pingback: SOBRE TRES MUERTOS, DE MANUEL MACHUCA, POR ISAAC PÁEZ | Tres Muertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s